fbpx
¿Reservas de última hora? Llámanos por”Whatsapp+44 737 507 6926
¿Reservas de última hora? Llámanos por”Whatsapp+44 737 507 6926
Castillo de Stirling, Escocia

Un castillo con historia

El castillo de Stirling, que corona la ciudad con su nombre, ha sido de crucial importancia en la historia de Escocia. Por ejemplo, tuvo un papel fundamental en las Guerras de Independencia escocesas, entre ellas, una batalla que sucedió en Stirling es especialmente conocida: la batalla del puente de Stirling, en la que William Wallace logró derrotar por primera vez al ejército inglés; también tuvo gran repercusión en la batalla de Bannockburn: esta vez fue Robert the Bruce quien derrotó a los ingleses, logrando la independencia escocesa en una batalla épica y muy significativa para el pasado de Escocia. Posteriormente, este castillo también participó en los alzamientos jacobitas, que trataron de restaurar a la familia Estuardo en el trono, pero que finalmente no tuvieron éxito, aunque el castillo amplió sus edificaciones debido a estas revueltas.

Castillo de Stirling, Escocia

Desde la distancia se puede contemplar la imponente construcción, destacando el curioso color  amarillo que caracteriza al Gran Salón de este castillo. Conforme nos acercamos al castillo nos encontramos con los gruesos muros de piedra de la entrada principal que, aunque sea de siglos posteriores, da una gran sensación de fortaleza e infranqueabilidad al castillo.

Un castillo bien estructurado

Una vez atravesamos las murallas del fortín, encontramos la auténtica puerta que daba acceso al castillo en sus mejores épocas, conocida como la “puerta del rastrillo”; al atravesarla entramos en el patio exterior del castillo, allí podemos encontrar la cocina, el patio inferior, el pozo, la prisión, los jardines y un sinfín de baterías de cañones. 

La cocina está ambientada como si estuviesen preparando un gran banquete: podemos encontrarnos con los cocineros preparando todo lo necesario para el evento, ¡dan ganas de coger un panecillo y comérselo!

El jardín está perfectamente conservado y cuidado, nos hace ver que dentro de los castillos también había lugares para el recreo de los habitantes. Por último, las prisiones del castillo están restauradas y en ellas podemos ver diferentes salas que nos hacer ver cómo era la vida del castillo, como por ejemplo las vestimentas de la gente, la música que sonaba a diferentes horas del día, los trabajos que se realizaban en él… Siguiendo el pasadizo de las prisiones, llegamos hasta el mirador de las damas, desde este punto se pueden contemplar perfectamente los jardines del castillo de Stirling, que se encuentran en las faldas de la ladera y su tamaño es realmente sorprendente, un lugar increíble para que los monarcas pudiesen pasear y relajarse cerca de su fortaleza. 

Entrada al castillo de Stirling, Escocia

La grandeza de las salas del castillo

Después de haber paseado y descubierto todos los secretos de este patio exterior, avanzamos hacia el patio interior del castillo, a la plaza principal. En ella podemos encontrar los edificios más emblemáticos de la fortaleza: el antiguo Edificio del Rey, la Capilla Real, el Palacio Real y el Gran Salón. 

Hoy en día, en el antiguo edificio del rey podemos encontrar un pequeño museo en el que están expuestos diferentes objetos históricos (principalmente de guerras y batallas del pasado escocés) que nos ofrecen una idea de cómo ha sido el pasado militar de Escocia. La Capilla Real del castillo de Stirling es un lugar de gran importancia, ya que en ella tuvo lugar la coronación de “Mary Queen of Scots” (“María reina de los escoceses”), la famosa reina de Escocia María Estuardo; con el paso de los años y la reforma religiosa, la capilla pasó a ser de estilo presbiteriano, por lo que hoy en día la encontramos bastante cambiada a como era en el siglo XVI, ya que esta nueva religión prescindía de los la mayoría de los detalles lujosos y de la ornamentación. 

Robert the Bruce y monumento a William Wallace

El Gran Salón del castillo es el Gran Salón más grande de toda Escocia, para imaginarnos sus dimensiones, en el bautizo del príncipe Henry, los señores del castillo sorprendieron a sus invitados entrando la comida en un barco, ¡un barco entero dentro del Gran Salón! Jacobo V mandó pintar el exterior del Gran Salón de ese color amarillo para que desde la distancia pareciese de oro macizo. El último edificio que nos queda por ver en el patio interior es el Palacio Real. Este edificio lo mandó construir Jacobo V para sorprender a su esposa María de Guisa, y en él es donde pasaban la mayor parte del día los monarcas. Este edificio está dividido en seis salas (3 para el rey y 3 para la reina) y nos llama la atención que la parte que pertenecía a la reina está perfectamente decorada con tapices, mobiliario de gran obstinación, etc. que nos muestra el lujo  y el poder que tenían los reyes, pero las salas del rey están sin decorar, esto se debe a que Jacobo V murió antes de ver su palacio terminado del todo; al entrar al edificio, nos llama la atención el techo de la primera sala, ahí vemos las famosas “cabezas de Stirling”, es una reconstrucción de las cabezas originales, pero con ella nos hacemos una idea de cómo era la sala cuando se construyó, algunas de las cabezas originales las podemos encontrar en el museo del antiguo edificio del rey.

Patio exterior y gran salón del castillo de Stirling, Escocia

Las historias del castillo te están esperando

Como ves, el castillo de Stirling es un lugar de gran importancia en la historia de Escocia y, si queréis visitar sus majestuosas salas y murallas, os animamos a que lo hagáis acompañados de uno de nuestros guías de habla española en nuestro tour de William Wallace y Stirling. ¡Os esperamos!

Síguenos en Twitter

Nuestras excursiones

North Berwick y Castillos

Excursiones Privadas desde Glasgow

Excursión privada desde Glasgow

Excursión Privada desde Edimburgo

Excursión privada desde Edimburgo

Catedral de St Andrews

St Andrews y Pueblos Pesqueros

Booking.com

Últimas publicaciones

¡Reserva Aquí! ¡Reserva Aquí!
X